¿Cómo estrenar dos conciertos distintos en 15 días? Te lo cuento aquí


Cómo hacer 2 estrenos en 15 días

¿Se pueden realizar dos estrenos distintos en tan solo 15 días de diferencia? Sí. Aquí te explico cómo.

Recientemente he tenido el honor y el privilegio de estrenar dos obras para trombón bajo (incluyo el trombón contrabajo) en tan sólo 15 días de diferencia. Las dos obras eran distintas, tanto técnicamente, como de estilo al mismo tiempo que difíciles y en escenarios exigentes.

Para mí ha sido todo un reto por el poco tiempo que tenía en los estrenos de las dos obras. Aunque estoy acostumbrado a estrenar obras, ya que me han escrito varias, en ningún momento se me habían presentado tan próximos los dos estrenos que comento.

PORTADA CONCIERTO BASS TROMBONE

Antes que nada me gustaría compartir contigo la trayectoria de las personas que han escrito estos conciertos para que tengas constancia de ellos. Y también te regalo las partes de solista de cada uno de estos dos conciertos que lo encontrarás al final de este artículo.

Francisco José Martínez Gallego.

Martínez GallegoNacido en San Antonio de Requena (Valencia). Comenzó sus estudios musicales en la Escuela de Música de la Sociedad Musical “La Armónica” de San Antonio. Es profesor Superior de Clarinete. No obstante, el campo en el que se va a ver plenamente realizado va a ser en el de la composición. Ampliará su formación en este terreno con el profesor y compositor de Jazz Daniel Flors, con Miguel Ángel Matéu y Teo Aparicio Barberán.

A partir de 1998 comienza a interesarse por la dirección de banda ampliando estudios con diferentes profesores entre los que cabe resaltar a José Rafael Pascual Vilaplana. Su principal actividad como director, en la actualidad, se centra en la S. M. “El Arte” de Sinarcas (Valencia), con la que recientemente ha obtenido Primer Premio y Mención de Honor en la 39 Edición del Certamen Provincial de Valencia y Primer Premio y Mención de Honor en la 37 Edición del Certamen de Bandas de la Comunidad Valenciana.

En el año 2000 obtiene el 1er Premio en el I Concurso Nacional de Música Festera de Altea con la Marcha Mora Ziryab, en el 2002 consigue también el 1er Premio en el II Concurso de Composición de Música Festera de Calpe con la Marcha Mora Benifat. En 2005 gana el 1er. Premio de Composición de Música Sinfónica para Banda de Finestrat con la Suite para Banda, Monumentos y de nuevo consigue el 1er. Premio en el Concurso de Composición de Pasodobles de Sant Joan de Moró, en diciembre de 2009, con el pasodoble Ángel ‘El Calo’. Recientemente ha sido ganador del V Concurso de Composición ‘Vila de Muro 2015’ con la obra Miraculum. Son varios los Accésit, 2os. premios y la participación en finales de múltiples concursos de composición.

En noviembre de 2014 viajó a los EEUU donde fue interpretada y grabada, para la discográfica NAXOS, su Sinfonía nº. 1 ‘Kaprekar’ por la Wind Symphony de la Universidad Estatal de Ilinois.

Varias de sus composiciones para banda han sido interpretadas como obras obligadas y libres en diversos certámenes.

En la actualidad es profesor de Armonía, Análisis y Fundamentos de Composición en el Centro Profesional de Música ‘Mestre Molins’ de Quart de Poblet (Valencia).

Gregory Fritze

12592740_10153781230121276_984602820813521090_nNace en Allentown, Pensilvania (EEUU) en 1954, y se licencia en composición por el Conservatorio de Boston. Gregory Fritze ha compuesto obras para orquesta, banda, música de cámara y solistas.

Como intérprete, ha estrenado muchos trabajos para tuba, varios escritos expresamente para él. Es tuba solista en la Orquesta Filarmónica de Rhode Island, y miembro de la Cambridge Symphonic Brass Ensemble y el Colonial Tuba Quartet. En el campo de la formación, Fritze ha sido miembro de la facultad del Berklee College of Music. Allí dirigió el Berklee Concert Wind Ensemble y creó el Concurso de Composición Anual Berklee con el objetivo de alentar a los jóvenes compositores a escribir para banda.

Comenzó a interesarse por las agrupaciones españolas a raíz de la petición de una banda valenciana, para la que compuso la pieza Festival Overture. A partir de ese contacto, viaja a España frecuentemente donde se interesa y participa activamente en el movimiento bandístico de nuestro país.

ALICANTE-1

Como sabes aunque mis alumnos tocan trombón tenor o trombón bajo, también tuba o Euphonium, mi especialidad en cuanto a la interpretación es con el trombón bajo y trombón contrabajo. También toqué los demás instrumentos mencionados en varias ocasiones durante mi trayectoria de estudiante y como profesional.

Es por eso que en mi proyecto (entre muchos proyectos más) lo que pretendo es dotar de repertorio a mi especialidad. Es decir al Trombón Bajo y Trombón Contrabajo.

El repertorio del Trombón Bajo como solista comparado con otros instrumentos tanto de la familia (trombón tenor o trombón alto) como de otros instrumentos de viento, a día de hoy es todavía escaso. Con todo esto ya hace tiempo, algo así como unos 15 años, estoy inmerso en la labor de la promoción y la difusión del instrumento. Esta difusión está siendo realizada tanto de manera pedagógica como interpretativa. Con esta difusión estoy consiguiendo que compositores, intérpretes y estudiantes, estén interesados en el trombón bajo y por consecuencia también en el trombón contrabajo.

Por norma general el repertorio que existe para trombón bajo a día de hoy, viene de las escuelas europeas (Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, Inglaterra) o de los Estados Unidos, los cuales tienen mayor tradición en este aspecto. Aunque también hay que decir que hasta los años 50 el trombón bajo como instrumento solista tenía muy poco material. No digamos el trombón contrabajo. Es por ello que el proyecto en cuestión, suscita mucho interés y al mismo tiempo compromiso. Esto lo vieron enseguida los dos compositores Francisco José Martínez Gallego y Gregory Fritze, ya que era un reto como ninguno el poder contribuir a crear más repertorio original del que ya existe para este instrumento, tanto para el trombón bajo como para el trombón contrabajo

ALICANTE-4

 

En definitiva, siempre he pensado que el estreno de un nuevo concierto para este instrumento, enriquecerá el repertorio de la familia del trombón, contribuirá a generar una escuela cualificada para los ejecutantes del trombón bajo (y contrabajo) y abrirá las puertas a un género compositivo y creativo para todos en general. Con esta acción se sentarán las bases para el desarrollo del instrumento a nivel mundial. Estoy convencido de ello.

¿Cómo me planteé el estreno de dos obras, de dificultad alta y en tan poco tiempo?

Ante todo mucha disciplina por mi parte, mucha organización y planificación en mi día a día.

Tuve que organizarme muy bien ya que además de estos conciertos tenía entre manos más compromisos que no podía eludir. Igualmente el trabajo diario ahí lo tengo como son las clases con mis alumnos, mi cuarteto de trombones, la orquesta conciertos con órgano en mi proyecto “La Voz del Trombón” y la edición de un nuevo libro. Una verdadera locura, lo se.

Igualmente sacrificar las vacaciones también fue una de las decisiones que tuve que tomar aunque también confieso que cada dos semanas de trabajo duro me veía en la necesidad de parar dos días y desconectar del todo. Incluso hasta me pude permitir salir de viaje de ocio con mi esposa por 3 días, lo cual ayudó a una mayor inspiración y concentración después de la vuelta de ese viaje.

Entre todo esto puse en práctica lo siguiente:

  1. En ningún momento dejé de practicar tus rutinas diarias.

Aunque tengamos un concierto a dos meses, o tres meses vista, o en el tiempo que sea, lo que yo aconsejo es no dejar de practicar en ningún momento la rutina que nos va bien. El realizar tonos largos, flexibilidad, respiración, boquilla, escalas en todas sus modalidades, etc. es fundamental para que la forma física y técnica del intérprete sea óptima para el día del concierto. Yo practico entre una hora u hora y media los aspectos fundamentales del instrumento.

  1. Elección del repertorio.

En este caso mi repertorio no era elegible ya que era el que se había escrito para mí. Las dos obras las trabajé de manera simultánea y puse en marcha estos tips, o consejos que en otro post ya comenté:

A – Hacer una copia del original, única y exclusivamente para uso personal.

Me gusta poseer la música en formato original, hay que respetar el trabajo de quien compuso la obra. Pero también reconozco que para un buen trabajo hay que rallar, marcar y desglosar la pieza. Es una pena que una particella original se manche. Lo que hago es sacar una copia en papel en mi impresora y el original lo guardo con mucho cariño.

B – Hacer un escaneo visual

Esto significa mirar, observar y de alguna manera analizar la partitura de arriba a abajo e ir detectando y localizando puntos clave como, registros, velocidades, tonalidad, intervalos…

De esta manera estamos viendo dónde vamos a tener que prestar más atención ya sea por su dificultad y por su velocidad o por cualquier otro aspecto.

C – Solfear la pieza

Siempre he pensado que solfear la pieza es de vital importancia ya que ahí vamos a adelantar mucho trabajo que tal vez de otra manera se desperdicia solfeando y tocando al mismo tiempo. OJO, esto siempre que se trate de piezas complejas, si el nivel es básico directamente se puede tocar y solfear, eso cada uno lo sabrá de inmediato.

D – Repaso instrumental

Es algo similar al escaneo visual. Después de haber concluido los pasos B y C, me dedico a tocar la pieza, despacio, obviamente, sin correr, sin precipitar nada para hacerme una idea de lo que va a sonar. En este punto, es donde realmente voy a percibir dónde está la dificultad y podré marcar o señalar los lugares que más tiempo me pedirá mi práctica para que salga bien. Este proceso lo repasé varias veces hasta llegar al nivel de limpieza técnica más alto que pude en ese momento.

E – Análisis de la pieza

Después del punto D que ya uno tiene una idea, analizar la pieza es una muy buena opción. Detectar si hay frases que se repiten, intervalos similares, fragmentos similares, es crucial para ir eliminando exceso de trabajo y centrarse en los pasajes que realmente uno sabe que necesitan de más atención.

F – Trabajo de la pieza

A partir de aquí y después de haber pasado por los anteriores apartados es cuando realmente hay que profundizar en el trabajo. Hay que analizar la obra o el estudio desde el punto de vista formal, estilo, dinámicas, tempos, fraseo, etc.

MADRID-2

  1. ¿Qué hacía cada día?

Después de haber realizado las rutinas correspondientes cada día, me tomaba una pequeña pausa para no cargar la embocadura. Pasada la pausa (10 minutos máximo) y al tener ya claro lo que tenía que trabajar que son los pasajes complicados de cada pieza, me centraba en eso. Al tener 2 piezas a interpretar lo que hice fue dedicar unos 20 minutos intensivos a trabajar los pasajes complicados en cada pieza. Elegí los de mayor dificultad antes que ningún otro.

Me explico:

Pieza nº 1 Pasaje complicado 20 minutos + 5 o 10 minutos de pausa

Pieza nº 2 Pasaje complicado 20 minutos + 5 o 10 minutos de pausa

Así alternando con las dos piezas. Me centré en sacar provecho del trabajo técnico el musical vendría luego.

  1. ¿Cómo organicé el trabajo durante la semana?

Obviamente y según el tiempo del que disponía, me organicé de varias maneras.

Centrándome en el apartado 1. y 3, conseguí tener al día, las dos obras ya que siempre conseguía alcanzar a tocar al menos la mitad de una pieza de las que tenía que tocar en cada uno de los días de la semana (me propuse que mi semana de estudio fuera de 5 días).

Una de las claves de este proceso es que al final de la semana me puse como objetivo tocar entera una de las obras aunque no saliera perfecta. Esto lo realicé durante el primer y segundo mes de trabajo teniendo en cuenta que mi concierto lo tenía a cuatro meses hasta el día del concierto.

  1. ¿Cómo organicé el trabajo a un mes vista?

Continué con el planteamiento inicial (puntos 1. 3. 4), pero a un ritmo más acelerado de trabajo y centrándome en el más mínimo detalle para resolver todo lo mejor y lo antes posible.

A un mes vista tenía que estar visualizando el día del concierto y sus respectivos ensayos continuamente. Por tanto para mí la idea de la ejecución del mismo era inminente, teniendo que dejar el concierto que más lejano me quedaba en la fecha un poco de lado y centrarme en el más inminente.

Llegados a este punto mi planteamiento fue que la obra debía de interpretarla íntegra al final de la semana de trabajo. Siempre sin olvidar que tenía que respetar las rutinas y el proceso de trabajo. Pensé que tenía o debía de ser muy prudente para no saturar ni la mente ni la parte física de la embocadura para no estar cargados en lo que respecta a la musculatura.

MADRID-5

  1. Estamos a dos semanas.

A dos semanas vista ya estaba a punto para interpretar el concierto. Llegados a este punto yo lo que hice fue alternar día sí y día no la interpretación de la obra. Un día estudiaba la obra, y al siguiente un día de descanso para la obra pero no para las rutinas. Así sucesivamente durante toda la semana.

  1. Semana del concierto.

Aquí ya no hay excusa. Ya tuve suficiente tiempo para trabajar todo el repertorio y tenerlo depurado. Por tanto, durante estos días lo que tenía que intentar era estar muy relajado en cuanto a la vida cotidiana y también estar centrado en lo que tenía que hacer en los próximos días. Tocaba ciertos fragmentos, pero no necesariamente toda la obra completamente ni tampoco todos los días. Era consciente que tenia al menos un par de ensayos por delante y ahí la tenía que tocar varias veces, además de las pruebas acústicas, etc.

Con la otra obra realicé exactamente lo mismo una vez terminada y estrenada la primera, pero con la ventaja de que la había trabajado anteriormente y lo único que supuso el trabajo de la misma, fue el retomarla y el hecho de repasarla y depurarla. Eso sí, sólo tenía 15 días de tiempo y en medio un concierto con mi cuarteto de trombones y un concierto con órgano y sus respectivos ensayos.

MADRID-4

Una vez terminadas las dos actuaciones, ya me relajé un poco y continué con otros compromisos menos exigentes.

Hay que decir que la tecnología actual permite escuchar las composiciones antes en formato digital en el midi en mp3. Eso ayuda enormemente y te da una idea de lo que va a sonar más adelante.

En definitiva, me mentalicé mucho de lo que tenía que hacer y así sucedió, tal y como lo había imaginado.

Espero haya sido de mucha utilidad este post.

Como lo prometido es deuda, aquí te dejo el enlace donde te puedes descargar las partes de trombón solista de las dos obras.

PARTES DE TROMBÓN SOLISTA DE CONCERT FOR BASS TROMBONE Y CONTINENTAL CONCERTO

 

Todavía no conoces mi libro «CÓMO TRIUNFAR CON EL TROMBÓN»

COMO TRIUNFAR PORTADA

Regalate para esta Navidad un ejemplar, estoy seguro que te va a gustar mucho lo que te cuento en este libro.

Entra aquí:

CÓMO TRIUNFAR CON EL TROMBÓN

Si todavía no te has suscrito a mi blog, te invito a que lo hagas para seguir recibiendo noticias o post como este y contenidos pedagógicos para seguir contribuyendo a tu formación.

Puedes hacerlo aquí en este formulario:

Y ya por último, si compartes este post con tus amigos o en tus redes sociales ayudarás a muchos a seguir formándose y a estar al día de las noticias del Trombón.

Un abrazo

 

 

 

 

 

 

 

Javier Colomer About Javier Colomer
Trombonista Internacional, solista, educador, apasionado de la música, amante del Trombón y de las nuevas tecnologías. Ayudo a que la gente aprenda a tocar este fascinante instrumento.

Posted in Estrenos, Pedagogia, Recitales, Trombón Bajo, Trombón Contrabajo, Trombón Tenor, Utilidades

Share your thoughts

Su dirección de correo electrónico no será publicada.*

Consultoria Profesional Aquí